El atleta Caster Semenya condenado a tratamiento: ¿qué es el hiperandrogenismo?

La Federación Internacional de Atletismo ha cambiado sus reglas. El atleta tendrá que seguir un tratamiento hormonal para reducir su tasa de testosterona si quiere participar en las competiciones.

Los atletas hiperandrogénicos deberán someterse a terapia hormonal para participar en competiciones. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS), una institución internacional, validó el miércoles 1 de mayo esta nueva norma propuesta por la Federación Internacional de Atletismo. Caster Semenya, una atleta sudafricana que padece este síndrome, deberá cumplir con la opinión del CAS que solicitó en febrero.

???? ?? pic.twitter.com/HyHzDVSOWO

- Caster Semenya (@ caster800m) 29 de abril de 2019

Varias causas son posibles

El hiperandrogenismo es una producción excesiva de testosterona debido a una alteración de los ovarios o las glándulas suprarrenales, esencial en el funcionamiento del sistema hormonal. Para muchas mujeres, la aparición del trastorno está relacionada con el síndrome de ovario poliquístico (PCOS). Este último afecta a aproximadamente una de cada cinco mujeres. Pero el hiperandrogenismo también puede ser la consecuencia de un tumor o síndrome de Cushing (elevación crónica de cortisol).

Varios síntomas

Las mujeres con hiperandrogenismo pueden tener diferentes síntomas: pérdida de cabello, acné, ciclos menstruales alterados o hirsutismo. Esta última es la manifestación más visible pero también la más frecuente según los anales de endocrinología. Las mujeres afectadas pueden tener vello en áreas inusuales: encima del labio superior, en la parte inferior del abdomen, los senos o incluso cerca de las orejas.

¿Cómo curar el hiperandrogenismo?

Caster Semenya tendrá que seguir el protocolo más común para detener el hiperandrogenismo: el tratamiento hormonal. Ayudará a restablecer el equilibrio entre las diferentes hormonas masculinas y femeninas, y así eliminará los síntomas. En los casos más graves, una enfermedad suele ser la causa de esta producción demasiado importante de andrógenos, por lo que debemos actuar primero en esta condición antes de considerar un tratamiento hormonal.